Aniversario



Nos levantamos a las 3 de la tarde, las fundas de las almohadas amarilleaban, desayunamos pan con manteca y dulce de leche y te y mate cocido, todo en buena cantidad, hasta que nos hartamos, nos dolia la cabeza y pensamos en un escape de gas, imaginamos morir juntos, vimos los titulares en los diarios, antes habíamos ido a una fiesta, después de cenar en el restaurant chino de siempre, era una reunión o algo asi, no, un cunpleaños era, eso, un cumpleaños, con pasteles y bebidas y daiquiri de frutilla, nuestro favorito, beben como señoritas, nos dijeron, pero mas tarde fuimos a otro lado, otra reunión, un lugar oscuro de hombres fornidos y peludos que se tocaban y nos tocaron, nos besamos, nos besaron también, estabamos borrachos de besos y de vino y de cerveza, el daiquiri no nos podría haber pegado tan mal, aunque vimos a dos hombres morrudos jugando a enjabonarse uno al otro, tomamos el aire fresco y fuimos a desayunar, por que ya eran las 6 y media, pero esta vez fueron medialunas y café con leche en el 24 horas de siempre, aquerenciados al lugar, pero después salimos y nos tomamos un taxi por que ya no queriamos caminar, si, teníamos zapatos nuevos, habíamos salido de Palermo a la 1 y ya eran casi las 8, teníamos que llegar a San Telmo, antes caminábamos, el taxi voló y cuando llegamos fue que nos volvimos a besar, mucho, largo rato, o poco, pero lo suficiente por que entonces fue que nos quedamos dormidos, eran las 9 ó 9 y media, y despertamos a las 3 de la tarde, las almohadas con babas y lagañas y de un salto corrimos a la cocina y preparamos el desayuno, esta vez si, el del pan con manteca y el dulce de leche y el te y el mate cocido en abundancia, y lo del gas y todo eso, y después ya no supimos bien que hacer, por que el día estaba precioso pero muy frio, mas tarde habría obligaciones (laborales y familiares) asi que intentamos salir pero no pudimos, nos quedamos encerrados, en casa, hasta que llegara la hora de las obligaciones...Los besos nos gustaron, los que nos dieron, posiblemente busquemos mas.
Después volvimos a pensar todo y nunca fuimos a un cumpleaños ese día y los zapatos no eran tan nuevos.

1 comentario:

Datos personales

Seguidores

Contacto

estodotodo@yahoo.com.ar

Archivo

Etiquetas