Voyeur II



A: ¿Y que es de la vida de tu vecino, el onanista?
B: Que bueno que me preguntás. Casualmente volví a espiarlo anoche. Ha avanzado notablemente.
A: ¿En que sentido?
B: Ya no sale a jugar al francotirador por el balcón. Pero además se conoce que estuvo elongando en estos meses que no lo ví...
A: Ah si?
B: Si. Ahora además de sus prácticas masturbatorias habituales ha sumado la increible capacidad de autofelarse. Debo confesar que lo admiro.

6 comentarios:

  1. yo siempre soñé con tener un vecino que se pajée y/o ande en bolas, pero que se autofele seria como...


    LOMÁSS

    ResponderEliminar
  2. Si podria hacer eso, simplemente, no saldria nunca de mi casa....

    ResponderEliminar
  3. ¿volvemos a la guarangada en este blog?

    ResponderEliminar
  4. la autofelación es lo que le sigue en importancia a la resolucion del misterio santo grial en cuanto a metas de la humanidad.

    ResponderEliminar
  5. Es peligroso, pero si logra un nivel de placer satisfacción decente, se convertiría en un Dios.

    ResponderEliminar
  6. si capitan y yo vendrìa a ser su primer acòlito...lukas, el tampoco sale de su casa...angus, la guarangada nunca se fue de este blog...pulpo, a quien le importa lo del santo grial, yo solo quiero poder chuparmela...petit, no estaras mirando bien, tal vez ya existe ese vecino...

    ResponderEliminar

Datos personales

Seguidores

Contacto

estodotodo@yahoo.com.ar

Archivo

Etiquetas